Formarse para profesiones que en la actualidad ni siquiera existen

mayo 22 2018

En un mundo tan tecnológico y cambiante, la educación tiene un  gran reto: formar para trabajos que aún no existen.

Según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, casi el 65% de los escolares de hoy trabarán cuando sean adultos en puestos que todavía no se han inventado. Principalmente estarán relacionados con las nuevas tecnologías y la robótica.

Se ha publicado un informe de la consultora The Future Laboratory y Microsoft Surface en el que se especula sobre cuáles serán los 10 trabajos del futuro que ahora ni podemos imaginar. El informe se llama “Tomorrow Jobs”. En él también se habla sobre las habilidades que deberán desarrollar los estudiantes para poder trabajar en esos puestos a partir de 2025.

El listado es el siguiente:

Arqueólogo de basura espacial: Recogerá y estudiará las naves espaciales o satélites abandonados.

Especialista en el almacenamiento de memoria: gestionará la interfaz  software-cerebro, para permitirnos entrar y salir de recuerdos o revivir experiencias voluntariamente.

Biohacker Freelance. Creará vacunas y modificará genéticamente al ser humano.

Diseñador de partes humanas. Los bioingenieros alargarán la vida del ser humano mediante la reparación y sustitución de órganos, tejidos…

Experto en estrategia de reconstrucción. Ayudarán a conservar y reproducir a la carta la fauna y la flora en las megaciudades para luchar contra el cambio climático.

Innovador de baterías.  Trabajará en la mejora del almacenamiento de las energías renovables.

Diseñador de hábitat virtual: Tendrá que diseñar el entorno virtual, una realidad paralela donde podamos trabajar estando en casa, o jugar a distancia, o viajar sin movernos.

Asesores de robots.  Nos ayudarán a saber qué robot necesitamos comprar según las tareas que necesitemos que cumplan.

Comentaristas de cultura digital. Serán los críticos y periodistas del mundo digital, expertos en redes sociales.

Creador de datos en Internet de las Cosas. Serán los administrativos del futuro, gestionando toda la información que llegará de manera masiva a través del Internet de las Cosas en tiempo real.